25Sep
By: NET Encendido: septiembre 25, 2017 In: Testimonios Comments: 0

Hola. Soy Montserrat Casado pero, entre nosotros, podéis llamarme Montse. Yo era una persona activa, bueno, lo siguiente. Trabajaba, trabajaba y trabajaba. He tenido que realizar muchos Curriculum Vitae en mi vida, pero éste es, ¿cómo decirlo?, muy especial. No quiero abrumar con detalles médicos y, mi objetivo central, es escribir un canto a la esperanza, a la colaboración y a la necesidad de luchar unidos en esta batalla en la que hemos coincidido. Nuestro enemigo es fuerte, pero, aunque seamos más débiles debemos organizarnos (ya lo estamos) y tener una estrategia en la que implicarnos pero no solos, debemos buscar apoyo en la ciencia, en las instituciones médicas e investigadoras y, muy importante, en toda la sociedad.

Bueno, ahí va mi CV-Net. Me sentía cansada, pero estaba convencida de que todo se debía a la vida que llevaba. Necesitaba parar. En junio de 2012 decidí tomarme unos días de vacaciones. Hacía unas dos semanas que no me encontraba bien, a pesar de lo cual tomé el avión y me marché a Zurich. Allí estaba destinada mi ahijada (no tengo hijos y ella es importante). La ciudad me fascina, tranquila, bella y llena de arte. ¡ El plan era ideal ! El viaje debió revolucionar mi tumor y no encontraba el momento de volver a Madrid. Todo se desencadenó muy rápido. Visita al médico de cabecera, llegada al hospital de La Paz, dos días en urgencia y una radióloga detectó la lesión en el páncreas. En la sala de urgencias el cirujano (mi ángel de la guarda) me explicó la situación. Bien, pensé… Ya he llegado al final…

A los quince días entré al quirófano, 16 de julio de 2012. El cirujano me apoyó en todo momento (explicaciones… y sobre todo, me transmitía mensajes de ánimo). Confiaba tanto en él que le entregué una carta con mi agradecimiento previo y con instrucciones para que actuara si todo se complicaba. Yo, con el único resto de humor que me quedaba, le pedí que ya que me ponía en sus manos me quitara unos 20 años y me hiciera un arreglito completo. No debió ser fácil. Me contaron que fueron unas 10 horas. Luego, un mes en el hospital, una lenta recuperación y la temida quimio. Entre las huellas de esta aventura recuerdo como lo más terrible el paso por la UVI (yo no podía hablar pero oía todo y escuchaba permanentemente los ruidos y las risas del personal) y los efectos de la quimio (hubo momentos en los pensaba que hubiera sido mejor no salir). También quedaron en mi alma los efectos positivos: el apoyo de mi hermana, de mis padres y la ayuda médica.

Cinco años después, sigo aquí. El camino está lleno de revueltas, de ascensos y de bajadas (con piedras enormes, como las que tan bien conocéis). Además, cuando comienzo a sentirme bien mi padre enferma de cáncer. Un año entero junto a él, acompañándole en su doloroso trance hasta la muerte. Creí que iba a enloquecer, no soportaba más el olor del hospital…

Y, ¿ahora? Luchando como vosotros. Tengo una vida limitada pero, me atrevería a decir, soy casi feliz. Me cuesta controlar el miedo y cualquier síntoma de mi cuerpo se convierte en una alarma. No tomo medicación alguna. Acudo a revisión y, sí, las pruebas y el diagnóstico son momentos que borraría de mis registros, pero estoy disfrutando con cosas de las que antes casi ignoraba su existencia: el campo, el paseo, el olor de la lluvia y por encima de todo, el arte. No imagináis cómo mis visitas al museo del Prado, al museo Reina Sofía o a cualquier otro me ayudan a olvidarme y a instalarme en una maravillosa atmósfera reparadora.

Cada uno busca sus puntos de apoyo pero, vuelvo al comienzo, no podemos sentirnos solos. Compartir experiencias está muy bien, pero demos un paso más. A través de nuestra asociación trencemos lazos entre nosotros para apoyarnos y formemos un ejército que pida a las instituciones mayor financiación para el tratamiento y la investigación de nuestros tumores. Nuestra voz también tiene que dirigirse a toda la sociedad. Es preciso trabajar para buscar una mayor implicación de todos en la mejora de la calidad de vida (alimentos, contaminación…) que ayude en la prevención del cáncer, cualquiera que sea su tipología. ¡Sumemos esfuerzos NET!

Trackback URL: http://www.netespana.org/testimonios/montse-casado-madrid/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *